Luego de cumplir las metas terapéuticas trazadas, los niños, niñas y adolescentes comienzan otra etapa. En ese momento, se encuentra Néstor Ruiz, quien egresó de Teletón y tiene varias proyecciones, como elegir una carrera, comenzar a trabajar, pero sobre todo, encontrar la profesión que realmente le apasione.

 

 

“Quiero estudiar locución, también inglés para ser traductor. Ahora estoy comenzando la carrera de derecho, pero todavía me encuentro en una etapa de probar lo que gusta”, cuenta Néstor, durante la ceremonia de egreso.

 

 

En el acontecimiento, todos los profesionales que lo acompañaron durante su paso por la Fundación, le desearon lo mejor. Entre abrazados y anécdotas, Néstor recibió su certificado de egreso con mucha alegría.

 

 

“Sea donde sea que la vida te ponga, tenés que salir adelante y remarla”, asegura el adolescente. Aconseja a los jóvenes de su edad que sigan las carreras que realmente les apasionen, sin importar el dinero o lo que puedan decir los demás.

 

 

¿Te hace feliz lo hacés? ¿Te levantás con una sonrisa para seguir esa carrera? Son esas las preguntas que hay que hacerse según Néstor, para tomar una decisión acertada. ¡A cumplir sueños!

 

 

 Más del proceso de egreso

 

 

El proceso de egreso es el resultado de una planificación conjunta de un equipo terapéutico y las familias, en el que se definen objetivos a alcanzar por el niño, niña o adolescente. Cada caso es independiente, ya que todos y todas tienen necesidades diferentes, por lo tanto metas diferentes.

 

 

Para algunas familias, el desafío es clínico, ya que posteriormente, seguirán el proceso de atenciones en otra institución, para otras, es de participación, que tiene que ver con contar con espacios en deportes, arte, escuela, colegio, etc.

 

 

Otros objetivos pueden ser mejorar el sistema de comunicación del niño, niña o adolescente, continuar la universidad, llegar a un grado más alto de independencia, o bien, una combinación de todas las metas mencionadas.

Compartir: