Las metas son importantes en la vida. Soñar con crecer y convertir nuestras ideas y anhelos en realidades, no es solo parte de la vida, es la misma esencia de la vida, es lo que nos hace levantarnos cada mañana. Myrian se puso metas, y esta noche compartió con nosotros su historia, una historia de perseverancia, obstáculos y superación personal.

Myrian encontró obstáculos ya desde muy temprano en su vida. Obstáculos que no provenían necesariamente de su discapacidad, sino de los límites que a menudo la sociedad pone frente a las personas con discapacidad. Como sucedió y lamentablemente sigue sucediendo a muchos otros niños y niñas con discapacidad, ella tuvo dificultad para encontrar un colegio, ya que muchas instituciones no saben cómo reaccionar adecuadamente cuando se encuentran ante postulantes con discapacidad que quieren ingresar a sus aulas.

A pesar de ello, no solo logró ingresar al sistema educativo, también terminó el colegio exitosamente, y no satisfecha con eso, decidió que quería estudiar Ciencias de la Comunicación. Un desafío que también tuvo su cuota de dificultad, pero que también pudo superar, terminando la carrera a buen tiempo, con la ayuda incondicional de su mamá, que siempre estuvo allí para ella.

Ella comprobó lo reconfortante que es para el espíritu el cumplir con una meta que costó esfuerzo, y su ejemplo nos da fuerza y ánimo para cumplir la meta en común que tenemos millones de paraguayos, que exige un esfuerzo extra de todos nosotros en este último trecho de la Teletón 2017.

¡Vamos Paraguay! ¡Podemos más!

Compartir: