Cesar Brisuela es un niño diagnosticado con parálisis cerebral y epilepsia, pero a pesar de eso vive cada día con mucha alegría y entusiasmo. Es fanático del club Cerro Porteño y su ídolo es Édgar Camarasa. Este año empezó su rehabilitación en Teletón y, junto con su madre, nos demuestra que es posible sobrellevar las dificultades que la vida les pone enfrente con entereza y coraje.

César tiene muchos sueños, como cualquier otra persona. Anhela poder caminar  y entrar en la escuela. En el barrio, tiene muchísimos amigos que lo acompañan. “Mi meta es que mi hijo pueda caminar bien. Confío en que en Teletón se va a recuperar bien”, comenta su madre en el set de grabación.

Nos cuenta que César la ayuda a lavar los cubiertos, a cocinar. Además, antes de ingresar a la fundación, hacía rehabilitación en su casa con la ayuda de una vecina del barrio, que llevaba una camilla hasta su hogar para trabajar con el niño.

Del mismo modo, su madre comenta que César es un niño que casi nunca se cansa, que siempre está procurando y que antes todos le decían que no iba a tener la posibilidad de que su hijo reciba atención en Teletón.

César está acompañado siempre del amor y apoyo de toda su comunidad y familia, que lo contienen y animan a mejorar. César y su mamá perseveran para alcanzar metas en sus vidas.

Dos de los sueños de César se cumplieron esta noche: tener una guitarra y conocer a su ídolo, Edgar Camarasa. El cantante ingresó al set de grabación cantando un tema en vivo, mientras su fanático tocaba el tambor que trajo desde su casa.

La felicidad de César en ese momento era innegable. “César dice que yo soy su ídolo, pero en verdad él es el mío”, afirmó Edgar Camarasa mientras abrazaba al niño. Sin embargo, César tiene un sueño aún más grande: caminar correctamente y desde Teletón buscamos ayudarle con ese objetivo.

Compartir: