Zacarías Franco es un hombre de 41 años que, tras perder la visión en un accidente, decide rehabilitarse y rehabilitar a su comunidad por medio de su fuerte, comprometido e inspirador voluntariado. Él cuenta con una gran capacidad de superación y sentido de solidaridad comunitaria, siempre empoderado de su idea de que con esfuerzo todo se puede.

Zacarías nos visita en el set de Teletón desde la Paz, Itapúa, para hacer su aporte anual a la fundación. Cada año nos demuestra de que, a pesar de las dificultades y de los reveses de la vida, de la condición económica o física, el sentido de solidaridad y la construcción de una comunidad inclusiva depende absolutamente del esfuerzo y de las ganas de hacerlo posible.

“Querer es poder”, es una frase que adquiere otra dimensión gracias a Zacarías, un trabajador con una fuerza de voluntad tan grande como su corazón. En un momento de su vida, se dio cuenta de que su familia nunca antes había donado a Teletón y que había personas en peores situaciones que él.

“Me di cuenta de que mi pérdida visual no es una dificultad. Hay gente que necesita más que yo. Por eso decidí volverme voluntario”, nos cuenta Zacarías en el set de grabación. Además, recordó que empezó visitando las casas de sus familiares y amigos más cercanos con una alcancía para aportar a la fundación.

Este año, se propuso recaudar G. 4.000.000, sin embargo, llegó hasta Asunción con un aporte de G. 4.893.850. Porque unidos, ¡Podemos Más!

Compartir: