DISCAPACIDAD

En el año 2007, Paraguay adoptó la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas, en la que se compromete, como estado parte, a impulsar políticas públicas por la inclusión de las personas con discapacidad.

Estadísticas (datos generales)

Las personas con discapacidad conforman cerca de un 10% de la población mundial. En nuestro país, el último registro indica que un 10,7% (aproximadamente 1 de cada 10 personas) vive con alguna forma de discapacidad.

Paradigmas

Segregación

En la antigüedad, las personas con discapacidad fueron percibidas como prescindibles, porque eran consideradas una “carga”, una “maldición” o un “castigo”. Por lo tanto, eran marginadas, apartadas o excluidas.

Con el tiempo fueron consideradas desde sus necesidades de asistencia. La respuesta, en esta etapa de la segregación, se planteó desde instituciones como hogares o centros asistenciales donde vivían las personas; separadas de sus familias y comunidades. En este tipo de modelos prevalecen ideologías centradas en la dependencia y la caridad.

Integración

Posteriormente, en la etapa de la integración, las personas con discapacidad se consideran útiles en tanto cumplan normas y requisitos que la sociedad exige. Es decir, la persona debe “nivelarse” a los requerimientos de las escuelas, los puestos de trabajo, etc. Los modelos de abordaje se basan en reinsertar a la persona con discapacidad a la sociedad, luego de ser objeto de intervenciones para ir “normalizándola”. Aparecen los modelos de rehabilitación, talleres protegidos, aulas especiales, etc.

Inclusión

Con el devenir de los movimientos de derechos humanos, surge la etapa de la inclusión, donde la discapacidad es considerada, en gran medida, como un tema social. Las personas con discapacidad son sujetos de derecho y se deben propiciar las condiciones necesarias para que puedan participar y aportar en la sociedad. Por lo tanto, deben ser valoradas y respetadas en sus diferencias y deben gozar de los bienes y servicios de la comunidad. Se apuesta por la igualdad y equidad de oportunidades. Aparecen los modelos de vida independiente, accesibilidad, diseño universal y transversalidad de políticas, entre otros.

Conceptos extraídos del material “Sintiendo, pensando y haciendo desde la diversidad”. Fundación Teletón. Pág. 8-9.

¡La inclusión es nuestro objetivo principal!

Segregación

Exclusión

Integración

Inclusion

Criterios de admisión para aplicar al ingreso a los servicios de los Centros de Rehabilitación Integral Teletón

Criterios de admisión para aplicar al ingreso a los servicios de los Centros de Rehabilitación Integral Teletón

Serán atendidos los niños, niñas o adolescentes de 0 a 18 años, con discapacidad física o motora, con afección neuromusculoesquelética que tengan alguno de los siguientes diagnósticos o condiciones:

1) Lactantes de riesgo neurológico hasta los 35 meses con prioridad hasta los 24 meses.

2) Discapacidad física, congénita o adquirida secundaria a patologías de origen neuromusculoesquelético:

  • Parálisis cerebral infantil.
  • Traumatismo cráneo encefálico u otras lesiones encefálicas adquiridas.
  • Lesiones medulares.
  • Defectos del tubo neural (MMC- espina bífida).
  • Artrogriposis.
  • Osteogénesis imperfecta.
  • Parálisis branquial obstétrica.
  • Encefalopatías Epilépticas sin marcha.
  • Amputaciones congénitas o adquiridas.
  • Lesiones de nervios periféricos y polirradiculopatías.

3) Diagnósticos cromosómicos (ej. Síndrome de Down) y genéticos (ej. Síndrome de Rett), mientras presentaran una discapacidad motora moderada o severa, o si la genetopatía ocasionara disfunciones en el sistema neuromusculoesquelético.

4) Enfermedades neuromusculares y neurodegenerativas.

5) Enfermedades de origen reumatológico que cursaran con afectación de la función motora gruesa.

Se aceptan ingresos de adolescentes hasta los 17 años, 4 meses cumplidos. Cuando el niño, niña o adolescente haya ingresado años antes, se le brindará atención hasta los 18 años, 11 meses de edad.

Cada caso será evaluado individualmente según el diagnóstico de base y de acuerdo a su estado o situación clínica
Los programas propuestos serán establecidos de acuerdo a las necesidades y posibilidades de participación del niño, niña o adolescente y su familia, así como a los medios que se disponga en el Centro de Rehabilitación.

Criterios de admisión

Serán atendidos los niños, niñas o adolescentes de 0 a 18 años, con discapacidad física o motora, con afección neuromusculoesquelética que tengan alguno de los siguientes diagnósticos o condiciones:

  • Lactantes de riesgo neurológico hasta los 35 meses con prioridad hasta los 24 meses.
  • Discapacidad física, congénita o adquirida secundaria a patologías de origen neuromusculoesquelético:
  • Parálisis cerebral infantil.
  • Traumatismo cráneo encefálico u otras lesiones encefálicas adquiridas.
  • Lesiones medulares.
  • Defectos del tubo neural (MMC- espina bífida).
  • Artrogriposis.
  • Osteogénesis imperfecta.
  • Parálisis branquial obstétrica.
  • Encefalopatías Epilépticas sin marcha.
  • Amputaciones congénitas o adquiridas.
  • Lesiones de nervios periféricos y polirradiculopatías.

– Diagnósticos cromosómicos (ej. Síndrome de Down) y genéticos (ej. Síndrome de Rett), mientras presentaran una discapacidad motora moderada o severa, o si la genetopatía ocasionara disfunciones en el sistema neuromusculoesquelético.ca, congénita o adquirida secundaria a patologías de origen neuromusculoesquelético.

– Enfermedades neuromusculares y neurodegenerativas.

– Enfermedades de origen reumatológico que cursaran con afectación de la función motora gruesa.

Se aceptan ingresos de adolescentes hasta los 17 años, 4 meses cumplidos. Cuando el niño, niña o adolescente haya ingresado años antes, se le brindará atención hasta los 18 años, 11 meses de edad.
Cada caso será evaluado individualmente según el diagnóstico de base y de acuerdo a su estado o situación clínica.
Los programas propuestos serán establecidos de acuerdo a las necesidades y posibilidades de participación del niño, niña o adolescente y su familia, así como a los medios que se disponga en el Centro de Rehabilitación.

Proceso de admisión