¿Qué distingue a una mamá de otra? La forma de sus ojos, el color de sus cabellos o sus sonrisas. Sí, madre hay una sola y cada tiene su propia singularidad, pero en el fondo todas tienen mucho en común, y es que ellas juegan un rol fundamental en la vida de sus hijos, particularmente en lo que respecta a rehabilitación.

Ser madre implica llevar muchas responsabilidades a la par. Si bien lo ideal es que esas tareas se lleven en conjunto entre los padres, en Paraguay esta una realidad bastante tangible: en todos los sectores de la sociedad y muy especialmente en los más vulnerables, son visibles tanto la forma en que las mamás se involucran en la vida de sus hijos, como los grandes esfuerzos que hacen en orden de buscar lo mejor para ellos.

 

En muchísimos casos, son ellas quienes mayormente se ocupan de todo relacionado a la vida de sus hijos, desde su cuidado y educación, hasta su acompañamiento y apoyo en la vida diaria. Y en Teletón, día a día somos testigos de esto.

 

Maternidad, inclusión y rehabilitación

Trabajando con las familias, notamos la importancia de la participación de las mamás en la rehabilitación de los niños. En Teletón, alrededor del 80% de los niños que reciben atenciones, asisten a las terapias acompañados de sus madres. Esto significa que ellas no solo se encargan de llevarlos hasta la Fundación, sino que están muy involucradas en todo el proceso, porque la rehabilitación es un tema que trasciende los centros de rehabilitación: se lleva a las casas, a las escuelas y también a la comunidad.

 

Natalia Fines, fisioterapeuta en el centro de rehabilitación de Asunción, nos comenta: “Cuando vos tenés un examen, tu mamá está ahí, dándote fuerzas y demostrándote que cree en vos. Acá funciona de la misma forma, durante las terapias. Ellas están alentando siempre a sus hijos y creen en ellos, como toda mamá.”

 

 

“Acá, todos los días vemos que el vínculo que existe entre madre e hijo es el mismo en todos los casos. Eso sí, el desafío es mayor y ellas ponen todo de sí para que sus hijos sean incluidos en sus entornos. Son leonas que quieren darles lo mejor y buscan la inclusión para ellos. Solamente admiración siento.”, relata Nathalia Fridman, terapeuta en atención temprana, en el mismo centro de rehabilitación.

 

No nos olvidamos de las abuelas

Por otra parte, cerca del 15% de los niños que asisten a la Fundación, llegan en compañía de sus abuelas. Esto se da porque sus mamás no pueden acompañarlos, generalmente porque trabajan. “Hay niños que no necesariamente vienen con la mamá. Entonces vienen con la abuela. Es como que tenés un 2 en 1: el amor de la abuela y de mamá, que termina siendo uno solo. Es una variante que suele haber y ella representa una figura materna para el niño. Se ven mucho el cariño y el amor, multiplicados” continuó Natalia Fines.

 

Aquí, vemos cómo las abuelas se involucran tanto como lo haría la madre de los niños, se comprometen y pueden entender que la inclusión es un camino necesario, por y para sus nietos.

 

 

Sí, como empezamos diciendo, cada mamá puede ser distinta una de la otra, pero tienen muchas cosas en común: el amor, el compromiso, el apoyo y las ganas de hacer lo mejor para sus hijos, son los mismos. Hasta las frases que nos dicen son las mismas…

 

Gua'u que tu mamá nunca te tiró alguna de estas frases 🤭

Y sí, mamá hay una sola, ¿pero te diste cuenta de que en realidad son muy parecidas? 🤭🧐Mirá porqué 👇¡Feliz día de la madre! 😍❤

Publicado por Teletón Paraguay em Segunda-feira, 13 de maio de 2019

 

Feliz día a todas las mamás, y muy especialmente a las que están comprometidas con la inclusión, ¡salud!

Compartir: